miércoles, 6 de mayo de 2015

Los gatos y los artistas son almas gemelas



Stéphanie Hochet es una de las novelistas jóvenes parisinas más destacadas del momento. Escribe habitualmente en medios como Magazine des livres o Libération, y es autora de varias novelas como Les Infernales (2005) o Sang d'Encre (2013). Su última obra se titula Elogio al gato (Ed. Periférica), una intensa carta de amor felino que todo amante de los gatos debería ojear. Como bien dijo el gran Guy de Maupassant en Sobre los gatos: "Circula como le parece, visita sus dominios a capricho, puede acostarse en todas las camas, verlo todo y o irlo todo, conocer todos los secretos, todas las costumbres o todas las vergüenzas de la casa. Está en su casa en cualquier sitio, puede entrar en cualquier lado, como animal que pasa sigiloso, silencioso merodeador, paseante nocturno de las tapias vacías".

En Elogio al gato, Stéphanie vincula al minino casero e independiente con el concepto de libertad y lo vincula a cómo múltiples escritores se han identificado con estas mascotas de ojos brillantes ya que para los artistas, la libertad es algo que no tiene precio. Del antiguo Egipto a la Francia moderna, en Elogio al gato se dan múltiples datos históricos que sorprenderán a más de un lector, acompañado por las palabras del anteriormente nombrado Maupassant, Balzac, Soseki, Poe, Colette, Tennessee Williams, Burroughs o Amélie Nothomb, entre muchos otros.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario